Historia de un agujero

Historia de un agujero

A veces ocurre que una ve una tela, preciosa, la compra sin dudar, la guarda con cariño durante meses mientras piensa qué hacer con ella, decide que ha llegado su momento, la cose con ciertas dificultades y bastante expectación… y cuando se dispone por fin a darle un último planchado sucede que…

IMG_0529

…se la carga.

Porque no todo son éxitos y de todo se aprende seguro que no vuelvo a hablar por teléfono con una tela delicada en una mano y la plancha en otro…

Hala, para el RUMS de esta semana.

Anuncios

19 comentarios en “Historia de un agujero

    1. Jajaja, como bien dices, era…era una falda ya terminada con su cremallera, su forro, su bajó… La iba a planchar porque pensaba añadirle una puntilla y la quería asentar para coserla bien, ya ves…

    1. Era un falda Bea, llevaba con esa tela en la cabeza varios meses, qué desastre, jajaja
      Había visto tu sorteo y tenía pendiente apuntarme, estaba pensándome como hacer con lo de Facebook, me encanta lo que regalas, son unos patrones muy bonitos y me gustó mucho tu versión, ya lo sabes.
      Un beso.

    1. Vaya, veo que no soy la única, ya lo siento que a tí también te haya pasado…
      La única opción es acortar el largo, pero iba a quedar una minifalda incompatible con la comodidad y la decencia, jajaja

  1. Pues con ese humor me gustaría habérmelo tomado si me hubiera pasado a mí, porque es el RUMS más original que he visto. No te enfades pero no he podido evitar una carcajada cuando he leído “HALA, PARA EL RUMS DE ESTA SEMANA” ;). Aunque quiero leer entre líneas que es fruto del espíritu positivo que sobreviene a la rabia, ira y desolación inicial. ¿Qué te habías cosido? Seguro que puedes darle un toque mágico y listo a lucir la prenda. Un abrazo y fuera penas!!!!

    1. Jajaja, lo que es el RUMS más desastroso de la historia del RUMS, pero oye, se aprende tanto de los aciertos como de los errores ¿verdad? y si a alguien le sirve de algo… aunque sea de consuelo…
      Era una falda, y muy sobrada de largo no iba, así que podría convertirse en una minifalda, pero tan mini, tan mini, que no sé… no lo veo claro. Habrá que seguir pensado.
      Cuando hice la chapuza pensé: “bueno, hay cosas peores” y se me pasó el disgusto, qué le vamos a hacer…
      Me dedicaré a las aplicaciones en camisetas que raramente dan tristezas, jeje

  2. Qué rabia!!! ayyyy A todas nos han pasado desastrillos de estos… que ya sé que no es ningún consuelo, pero bueno…
    Añádele no una puntilla, sinó dos filas de puntilla!! para taparlo!!

  3. Es una pena lo que ha pasado con tu falda, a mi no me ha pasado con la plancha pero si con las tijeras y con la remalladora que me ha dejado tremendos huecos en la prenda, pero como bien dices, de todo se aprende !!!

    Besos guapa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s